Firmar en una recogida de firmas significa que mostramos rechazo hacia un hecho concreto y pedimos a quien tiene el poder de hacerlo a que  tome medidas al respecto.

A nivel on-line, en la mayoría de las plataformas que facilitan esta opción no es fiable el número de firmas. Además, para que sea legalmente válida, nuestra firma debe ir acompañada de nuestro nombre, apellidos y DNI.

Aunque no tienen validez legal por no ir con esos datos además de la rúbrica original, estas recogidas de firmas sí que se constituyen en un arma para cambiar las cosas: enviamos un mensaje a los políticos, claro y contundente, sobre lo que no están haciendo bien, sobre lo que consienten y sobre lo que deben cambiar.

Miles de firmas son “leídas” como miles de votos, y ahí reside la fuerza.

Compartimos algunas recogidas de firmas animalistas

 

Save

Save

Save

Save

Más …